tomate northern lights (semillas ecológicas)
  • tomate northern lights (semillas ecológicas)

tomate northern lights (semillas ecológicas)

Planta de crecimiento indeterminado que produce tomates de unos 10 cm d diámetro, tomates tipo marmande ligeramente amarillentos con rubor rojo en el fondo y centro rojo. Intenso, bien equilibrado, sabores afrutados. Productivo  hasta las heladas.

3,20 €
Impuestos incluidos
Cantidad
Últimas unidades en stock

  • trabajamos con protocolos seguro ssl, paga de forma segura mediante Paypal trabajamos con protocolos seguro ssl, paga de forma segura mediante Paypal
  • Envíos 24 - 48 horas para la península por solo 4,5 €, envío gratuito a partir de 45 € de compra Envíos 24 - 48 horas para la península por solo 4,5 €, envío gratuito a partir de 45 € de compra
  • si no queda satisfecho puede devolver su artículo si no queda satisfecho puede devolver su artículo

Todo el mundo sabe que los tomates del huerto casero tienen un orden de magnitud mejor que los que provienen de los estantes de las tiendas de comestibles. Son más frescos, jugosos, más dulces… simplemente deliciosos. Los tomates cultivados para supermercados son criados por su firmeza, capacidad de soportar viajes, larga vida útil, uniformidad e incluso color. Eso también los vuelve blandos, harinosos y no muy sabrosos.

Una de las mejores cosas de cultivar sus propios tomates, especialmente si se cultiva a partir de semillas, es que tiene una selección mucho más amplia de variedades disponibles para usted, incluidas algunas variedades de reliquias muy sabrosas aunque seguramente menos productivas y más delicadas.

Cultivo del tomate

Los tomates son un cultivo bastante fácil en general, pero hay algunas cosas que puede hacer para garantizar una buena salud de los cultivos y una producción sólida.

Situación

Más que nada, los tomates necesitan sol, a pleno sol y no menos de 8 horas por día. Si su huerto recibe menos de la cantidad ideal de luz solar (y el calor que proporciona), puede cultivar hermosos tomates, pero tendrá que mejorar las condiciones para que prosperen.

El mulching conservará la humedad del suelo, lo que puede prevenir los problemas del tomate (pudrición del extremo de la flor, grietas) asociado con el riego desigual, además te ayudará a mantener la tierra libre de hierbas que compitan por el alimento.

Pero aunque necesiten mucho sol es bueno tener cuidado con las altas temperaturas, los tomates dejan caer sus flores y dejan de crecer cuando las temperaturas superan los 32 º C Para proteger las plantas del exceso de calor, considere sombrear las plantas siempre dejando que ventilen correctamente

Suelo

Los tomates no son muy quisquillosos sobre el tipo de suelo en el que crecen, como a la mayoría de los vegetales del huerto les va bien en un suelo fértil bien drenado con un pH de 5.8 a 7.0. Mezcle abono orgánico o abono animal envejecido con el  suelo antes de plantar. Si un  kit de análisis de suelos  muestra que el pH es superior a 6.0, aplique azufre elemental; si está por debajo de 6.0, agregue cal de dolomita.

Añadir guano de murciélago durante el periodo de crecimiento aumentará la floración y con ello la producción de tomates

Marco de plantación

La cantidad de espacio que necesitará por planta depende de la variedad de tomate que esté cultivando y de si sus plantas están estacadas o enjauladas. El espacio adecuado asegurará que sus plantas reciban mucha luz solar y buena circulación de aire, lo que evitará que se desarrollen muchas enfermedades de las plantas.

Cuando llegue el momento de plantar, consulte el paquete de semillas o las instrucciones de las plántulas para conocer los requisitos de espaciado específicos. Algunas pautas generales son:

Tomates indeterminados a una distancia de 45 a 90 cm

Los determinados se hacen más compactos y pueden espaciarse a 60 cm de distancia.

Plantas sin estacas a 180 de distancia

Deje por lo menos 90cm entre filas de tomates

Asociación de cultivos – rotación de cultivos

Tradicionalmente, se ha recomendado que las plantas de la misma familia (en este caso, la familia de las solanáceas) no se siembren cerca unas de otras o en el mismo terreno que el año anterior. (Para los tomates, esto incluiría berenjenas, pimientos y patatas, además de otras variedades de tomates.) Si bien los miembros de la misma familia de plantas a menudo comparten problemas de plagas comunes, es casi imposible mantenerlos separados si tiene un tamaño pequeño huerto… hay que tratar de hacerlo en la medida de lo posible

Las plantas de jardín que parecen crecer bien cerca de los tomates, y viceversa, incluyen zanahorias, ajo, judías, guisantes, otras legumbres, albahaca y borraja.

Cultivando desde la semilla

Muchas variedades de tomate y la mayoría de las reliquias familiares solo están disponibles como semillas. Por lo tanto, si quieres cultivar una variedad de tomate concreta, es probable que tengas que comenzar desde la semilla. Afortunadamente, comenzar los tomates desde la semilla es bastante fácil.

Cuándo sembrar

Los paquetes de semillas le dicen que comience a plantar de 6 a 8 semanas antes de la última helada, en el interior. Sin embargo, si vives en un clima cálido y no tienes eheladas, siembra las semillas 6-8 semanas antes de que las temperaturas diurnas lleguen a los 21 º y las temperaturas nocturnas no sean inferiores a 12 º C, si nos guiamos por la luna aprovechar cuando sea luna creciente

Comenzar semillas en el interior

Utilizar un buen sustrato para semilleros que sea  liviano y drene bien (no utilice la tierra de su huerto y se evitará problemas)

Casi todo funciona como un recipiente para comenzar a sembrar:Cartones de huevos, la mitad inferior de un brick de leche, vasos de yogurt, etc. Solo asegúrate de perforar el orificio de drenaje en la parte inferior. Por supuesto, los semilleros de plástico comprados en la tienda de jardinería también funcionan muy bien. Lo que sea que elija, asegúrese de colocar una bandeja debajo de sus contenedores para atrapar el agua que se drena.

Entierre las semillas a 1 cm de profundidad y mantenga el sustrato siempre uniformemente húmedo: si las semillas se mojan y luego se secan, morirán. Las semillas deben brotar en 10-14 días.

Manteniéndolos sanos.  Después de que sus semillas hayan germinado, asegúrese de que reciban mucha luz directa, de 12 a 16 horas por día. Si su casa no recibe suficiente luz solar natural, es posible que tenga que invertir en un sistema de luz de cultivo interior.

Una vez que una plántula ha desarrollado 4 hojas, es hora de transferirla a una nueva maceta, coloque una capa de una mezcla ligera en el nuevo recipiente, retire suavemente la plántula de su maceta vieja, teniendo cuidado de no dañar las raíces o el tallo. Cuidadosamente rellene con tierra. Cubre la mayor parte del tallo, dejando solo las hojas sobre el suelo.

Repite este proceso cuando las plantas tengan entre 20 y 25 cm de alto, a menos que sea el momento de moverlas al exterior.

Trasplante

Cuando la temperatura del suelo alcanza los 12 – 15 º C y los días están en torno a los 15º C, es hora de trasplantar sus tomates, no los coloques en el suelo aun, tendrán que acostumbrarse a temperaturas exteriores más frías y a un entorno más hostil. Para obtener los mejores resultados, inicie sus plantas jóvenes a la sombra durante una o dos horas antes de volver a ponerlas en la casa. Aumente su tiempo al aire libre hasta que puedan pasar la  vida fuera a tiempo completo. Este proceso tomará alrededor de 7-10

Para trasplantar elija un día nublado, si es posible, para que las plántulas no se sequen.

Pellizque las hojas inferiores, muy suavemente, retire la plántula de su maceta y colóquela en el hoyo de plantación, posteriormente llena el hoyo con tierra

Riego

La clave de los hermosos tomates es el riego constante. Riegue profundamente y con frecuencia, asegurándose de remojar el suelo a 20 cm de profundidad al menos dos veces por semana. No dejar que la tierra se seque entre riegos, especialmente una vez que los tomates comienzan a desarrollarse. El riego desigual producirá frutas deformadas y otros problemas ¡Los tomates aman el agua!

Consejo: Mantenga el agua fuera de las hojas de las tomateras para evitar que se desarrollen muchas enfermedades de las plantas.

Mulching

El mantillo ayudará a retener la humedad y mantendrá caliente la tierra de su jardín. Aplique hasta 20 cm de paja, hierba, hojas u otro abono orgánico poco después de que el suelo se haya calentado. Si va a utilizar estacas, asegúrese de instalarlas antes de agregar mulch.

Fertilizante

Los tomates son "comedores pesados" lo que significa que necesitan muchos nutrientes. El fósforo promoverá la floración (y por lo tanto la fructificación), mientras que el nitrógeno aumentará el crecimiento vegetativo.

Poda

Solo las variedades indeterminadas de tomates requieren (o se benefician de) la poda. La poda de tomates es el acto de eliminar brotes voluntarios o retoños (chupones). Los retoños crecen en la unión del tallo principal de la planta y el tallo de la hoja.

Si no podas tus retoños, crecerán hojas y flores al igual que el resto de la planta, lo que de hecho aumentará la cantidad total de tomates que puedes cosechar. Sin embargo, disminuirá el tamaño de cada tomate individual, ya que los recursos deben distribuirse en una planta más grande.

northern lights tomato
2 Artículos

Opiniones

Escribe tu opinión

crema Beranga - Santander desde 1915

Crema regeneradora de la piel tremendamente popular en Cantabria por sus propiedades, hablar de quemaduras en Cantabria es hablar de la crema de Fonsita la de Beranga

Contenido: 50 ml

Escribe tu opinión